Aberri Eguna 2018 - La Fiesta en Imágenes

Sala de Prensa

31/07/2018

Ortuzar: “Muchos vascos y vascas podrían pensar: ‘Si no nos quieren en el Congreso de los Diputados, no sé qué pintamos en este Estado”

El presidente del Euzkadi Buru Batzar recuerda en la celebración del 123 aniversario de EAJ-PNV que su Partido lleva en Madrid 100 años en los que “siempre ha sabido estar donde debía” y previene contra un hipotético cambio de la ley electoral

rss Ezagutzera eman

DESCARGAR IMAGEN

DESCARGAR VÍDEO

COMPARTIR VÍDEO

“Si Casado y Rivera cambian la ley y cometen un pucherazo electoral para echarnos a los nacionalistas de Madrid, habrá muchos vascos y vascas que puedan pensar: ‘Si no nos quieren en el Congreso de los Diputados, no sé qué pintamos en este Estado’. Ahí lo dejo”. Este es uno de los varios mensajes que hoy ha lanzado Andoni Ortuzar, presidente del Euzkadi Buru Batzar, en el acto político que EAJ-PNV ha celebrado en Bilbao con motivo de la festividad de San Ignacio, día en el que la formación jeltzale ha festejado el 123 aniversario de su fundación. El acto ha arrancado a las 11:30 horas en Jardines Albia con una ofrenda floral ante el busto del fundador de EAJ-PNV, Sabino Arana, y la interpretación de un aurresku. La intervención de Ortuzar, que ha tenido lugar en el interior de Sabin Etxea, ha cerrado un emotivo festejo al que han asistido, entre otros, el Lehendakari, Iñigo Urkullu; la presidenta del Bizkai Buru Batzar, Itxaso Atutxa; el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui; y el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto.

En el inicio de su intervención, Ortuzar ha defendido la labor desempeñada por EAJ-PNV en los intensos doce últimos meses, un año cuya “actividad política de alto voltaje no ha fundido los plomos del PNV”. “Hemos tenido que afrontar en Euskadi y, sobre todo, fuera de Euskadi procesos políticos muy complejos y nos hemos visto obligados a tomar decisiones delicadas y trascendentales. Humildemente creo que hemos acertado en todas ellas. Y creo que esto ha sido así porque siempre hemos tenido a Euskadi y a los intereses de las vascas y de los vascos como única vara de medir”. El líder del EBB ha señalado que el tiempo y las decisiones adoptadas están demostrando que “el PNV, más que un partido al uso, es un instrumento al servicio de toda una sociedad”. Una condición, “la de instrumento y agente transformador”, que impregna también “nuestra acción en las instituciones que gobernamos, desde el ayuntamiento más pequeño hasta el Gobierno Vasco”. Al Ejecutivo de Iñigo Urkullu le ha dedicado Ortuzar una referencia especial. “Los resultados socio-económicos que tanto nos preocupaban al inicio de esta legislatura presentan una mejoría clara. Sobre todo, el empleo. Nos acercamos ya al objetivo que nos marcamos para toda la legislatura, que era bajar del 10% de desempleo. Evidentemente quedan problemas. El primero de ellos, que el empleo que se cree sea de calidad y duradero. Pero se ve al Gobierno Vasco con soluciones, con propuestas, con iniciativa”.

Ortuzar ha recordado que “el marco indiscutible de la acción del PNV es Euskadi, el territorio del Zazpiak Bat”, pero ha añadido que este Partido siempre ha estado, está y estará “donde se dilucide algo que afecte a Euskadi y a la vida de la ciudadanía vasca”. Por ello, ha dedicado la parte central de su intervención a hablar de la política española. “Algunos quieren echarnos de Madrid. Les molestamos. No pueden soportar aquellos titulares que, en medio de la reciente crisis política madrileña, decían: ‘España en manos del PNV’. ¿Y cómo lo quieren hacer? Pues cambiando las leyes electorales. Primero fue Rivera, y ahora ha sido Casado quien se ha apuntado al intento de pucherazo. Y nos quieren apartar a nosotros que, justo este año, hacemos un siglo, cien años, de presencia en el Congreso de los Diputados. Desde 1918, el PNV siempre ha sabido estar donde debía: en 1923 contra la dictadura de Primo de Rivera, en el 36 contra el ‘glorioso Alzamiento Nacional’, en el 77 a favor de la democracia, en el 81 contra el golpe de Estado y en el 82 contra la LOAPA. Siempre que ha habido algún momento crítico en la política española, el PNV ha estado allí. No se ha puesto nunca de perfil. Tampoco lo hemos hecho ahora, ni lo haremos en el futuro”, ha recordado, para lanzar una advertencia: “Los problemas de la política española no son los nacionalistas vascos o catalanes que se sientan en el Congreso, sino la manera cainita con la que se comportan los partidos españoles. Con tal de no dar un hipotético triunfo a otro partido prefieren ir en contra de los intereses de su ciudadanía. Nosotros y nosotras tenemos claro que vamos a seguir yendo a Madrid siempre que los vascos y las vascas nos mandaten para ir. Y seguiremos yendo con voluntad de acuerdo, para arreglar las cosas, no para estropearlas más. Si eso molesta, qué le vamos a hacer. Pero si cambian la ley de manera torticera, habrá mucha gente en Euskadi que piense: ‘Si no nos quieren en el Congreso de los Diputados, no sé qué pintamos en este Estado”. Lo dejo ahí”.

Por último, Ortuzar también ha querido valorar el devenir de los trabajos en el Parlamento Vasco para la consecución de un Nuevo Estatus. Un ámbito en el que, según el líder jeltzale, ha habido intereses por crear una polémica artificial. “Se nos acusa de subirnos al monte y, además, de llevar de compañero de cordada solo a Bildu. Se nos acusa de poner un techo, una meta ilegal y de marcar un trayecto solo para abertzales. Pero esa mentira no es verdad. ¿Sabéis lo que ha pasado? Que el PSE, por un lado, y Podemos, por otro, no han querido entrar a la discusión. Supongo que, como ambos se deben a sus Partidos mayores de Madrid, les ha dado miedo implicarse y que luego, desde allí, les tiraran de las orejas tal y como está la política española. Y, claro, nosotros nos hemos quedado con nuestras posiciones de salida, a las que se ha unido Bildu. Y hemos establecido lo que, siguiendo con la comparación mendizale, sería el ‘campamento base’. Aún hay tiempo para discutir y acordar la ruta. Si socialistas y podemitas necesitan un trayecto con menos desnivel, que nos digan qué camino les gustaría, y junto con Bildu intentaríamos abrir esa nueva ruta. Lo que no nos pueden pedir, ni unos ni otros, es que nos quedemos parados, que aceptemos que el autogobierno vasco ya ha hecho cima. El PNV, como siempre, será el último en levantarse de la mesa de negociaciones. Por nosotros y nosotras no va a ser que no se llegue a un acuerdo satisfactorio para el mayor número posible de partidos. Nuestro objetivo es que el Nuevo Estatus tenga más respaldo que el que tuvo el Estatuto de Gernika. Pero para eso hace falta voluntad y valentía por todas las partes. Es lo que pedimos a PSE y Podemos: voluntad política y valentía para sentarse en una mesa sin vetos ni apriorismos. Si lo hacen se encontrarán con un PNV abierto y conciliador”.

Alderdi Eguna 2018
Sigue con Nosotros
Next Euskadi